peligro-oligarquia-01

El inicio del ciclo neoliberal  con los golpes de Estado en Argentina y Chile como países laboratorios parece extinguirse. Con el aparente abandono del esquema de libre mercado con elevada circulación de capital a nivel global por parte de EE.UU y Reino Unido confraternizados con la causa neoliberal, el actual ciclo económico parece haber ingresado en su fase terminal. Las tempranas luces de alerta del naufragio también tomaron a América Latina como inicio del hundimiento del experimento libremercadista con las crisis sociales y políticas de Venezuela (1989), México (1994), Bolivia (2000) y  Argentina (2001). La rápida salida de las gravosas imposiciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) por parte de Brasil, Argentina, Bolivia y Venezuela permitió recuperar áreas de economías estratégicas y crecer aceleradamente durante gran parte de los primeros años del nuevo siglo.

La crisis económica internacional dominada por la recesión y desocupación agudizada por las burbujas especulativas comenzaron a estancar la economía internacional. Aún así hasta el año 2015 nuestro país resistía la crisis a partir del estímulo del mercado interno, elevado empleo y estímulo a la demanda que el modelo neokeynesiano alentaba. El golpe de Estado de Brasil y el triunfo de la Alianza “Volvieron” en Argentina impulsó el regreso al esquema económico que había detonado la crisis del 19 y 20 de diciembre volatilizando el gobierno de Fernando de la Rúa.

El desembarco, desde el 10 de diciembre del 2015, de los gerentes de los grupos económicos más concentrados del país en el gobierno nacional logró en poco tiempo desestructurar gran parte del esquema económico y social sobre el que se asentaba el neokeynesianismo populista. La devaluación de la moneda respecto del dólar, el aumento generalizado de tarifas, la eliminación de las retenciones al agro y a la minería, lograron recomponer rápidamente las de por sí fabulosas ganancias que ya tenían esos grupos económicos. El deterioro salarial en términos reales frenaron el principal motor de la demanda: el consumo. Con estos datos se endeudó al país a un ritmo desconocido con el solo propósito de financiar los gastos generales y alimentar la especulación cambiaria. El tiempo con que se pudieron realizar todas estas reformas tiene varios objetivos: alentar la toma de ganancias en forma especulativa, recomponer las utilidades de las empresas y consolidar reformas estructurales que eviten o imposibiliten el hipotético regreso del Populismo, tal como lo llaman sus detractores. Si la apertura económica tenía como supuesto incorporarse en el plano mundial a la globalización financiera eliminando todas las trabas que los capitales pudieran tener y además se estranguló el consumo que debería mover la demanda interna, la bomba que activó la Alianza “Volvieron” solo puede retrasar la explosión con más endeudamiento. La otra variante también conocida por la sociedad argentina es con maniobras confiscatorias que el diario La Nazión llama, con atildada prosa, operaciones financieras “poco prolijas”. La utilización de depósitos bancarios a cambio de bonos y la posterior devolución con reservas actualiza las maniobras confiscatorias que llevaron luego al corralito en el año 2001. Cuando los ahorristas terminen su luna de miel con el actual gobierno y verifiquen la naturaleza de la maniobra podrán constatar las “bondades” que el mercado les depara. Solo faltarían las palabras del ex presidente y ex senador de Lomas de Zamora, afirmando “quienes depositaron pesos recibirán pesos, quienes depositaron dólares recibirán dólares,” para repetir la historia como farsa.

Es complejo no visualizar a un gobierno avanzando en los primeros meses con vigor a este que parece pedir oxígeno y tregua. Los demoledores golpes recibidos a la reforma política que pretendía incorporar la boleta única electrónica (BUE) y la trasferencia de 30000 millones de pesos a un sector de las organizaciones sociales para contener la emergencia social parecen los límites más claros a un modelo de gestión que privilegió las formas por sobres los contenidos. La aspereza de la realidad social ha devuelto al gobierno a un territorio poco cómodo y vulnerable.

Con once meses de gestión la Argentina es otro país. No solo activó el pago a los Fondos Buitres con el argumento de poder acceder al mercado de capitales, al que solo accede con tasas más altas, sino que se endeudó en menos de un año a un nivel superior al que lo hicieron Chile, Brasil y México juntos. Semejante endeudamiento es lo que permitió sostener los gastos corrientes del Estado y amortiguar la caída en la recaudación. El déficit fiscal se ha disparado y no parece que vaya a disminuir en los próximos meses.  La recesión, la desocupación y la inflación marcan las principales dimensiones de una economía que no solo no vende nada sino que dinamitó el consumo como principal motor de su funcionamiento.

El disciplinamiento social ejercido por el dispositivo punitivo inició oficialmente sus operaciones con el violento  desalojo, detención y torturas sobre militantes del Centro de Artes Batalla Cultural[1], continuó con la represión de trabajadores (Cresta Roja, municipales de La Plata), los escopetazos a niños de la murga 1-11-14[2] y las torturas a jóvenes de la revista La Garganta Poderosa[3]. El más grave de todos esos episodios volvió a repetirse en el Partido de Vicente López cuando efectivos de la policía local ametrallaron el auto en el que viajaban militantes de la agrupación La Néstor Kirchner hiriendo en la espalda a uno de los jóvenes que permanece aún internado[4]. El grave incidente que tuvo repercusiones en todos los medios alternativos del país, contó con el blindaje del complejo mediático de linchamiento para silenciar el hecho, y hasta el momento no hubo comunicaciones oficiales ni explicaciones sobre este explícito ejercicio de violencia política.

El secuestro y detención ilegal de la legisladora del Parlasur Milagro Sala por parte del poder judicial y ejecutivo de Jujuy, demuestra que la campaña de disciplinamiento social tiene alcance nacional. Pese a las demandas presentadas a nivel internacional el gobierno nacional parece decidido a sostener la onerosa política de mantener a una dirigente social detenida ilegalmente y sin respetar ninguna de las garantías que la constitución consagra. Tanta torpeza asombra sobre todo teniendo en cuenta que cada día que pasa, el desprestigio solo aumenta para el gobierno, mientras que Milagro es tomada como referente social de presa en democracia, constituyéndose en símbolo de la resistencia al modelo de exclusión racista y xenófobo del neoliberalismo Zen PRO.

Todos estos datos fueron completados con la difusión, por parte de los organismos que monitorean la violencia institucional, de las estadísticas que demuestran el aumento de muertes de personas por “gatillo fácil” llegando a la escalofriante cifra de una persona muerta cada 25 horas[5]. Semejantes números constatan la creciente autonomización de las fuerzas de seguridad y la explicitación del asesinato preventivo como política de Estado. La combinación de represión social y política con ajuste solo puede generar condiciones cada vez más volátiles y de creciente malestar social. Que la única política de Estado para contener la crisis económica sea el aumento de los casos de gatillo fácil permite vislumbrar horizontes de mayor exclusión y desigualdad con el agregado de violencia política que este país ya conoce. No deja de ser llamativo que este grave cuadro de situación mantenga la legitimidad otorgada en el balotaje del año pasado. Solo resta saber cuándo terminará el encantamiento sobre algunos sectores de la población y que descubran que detrás del escenario aguarda el desierto.

Atilio López

Referencias

[1] https://notas.org.ar/2015/12/14/represion-cultural-politica-vicente-lopez/

[2] http://www.lavaca.org/notas/represion-en-bajo-flores-ninos-heridos-y-silencio-de-ministerio/

[3] http://www.perfil.com/sociedad/la-garganta-poderosa-denuncio-torturas.phtml

[4] https://www.pagina12.com.ar/4787-ataque-a-militantes-en-vicente-lopez

[5] http://www.agepeba.org/2016/12/03/escalofriante-un-muerto-cada-dia-por-gatillo-facil/

Anuncios