DGF08061423MILAGROSALA
10 de Diciembre: Día Internacional de los DDHH. Libertad a Milagro Sala

No cuentes lo que hay detrás de aquel espejo, no tendrás poder, ni abogados, ni testigos. Enciende los candiles que los brujos piensan en volver a nublarnos el camino. Estamos en la tierra de todos, en la vida. Sobre el pasado y el futuro, ruinas sobre ruinas, querida Alicia.

(Canción de Alicia en el país, Serú Girán)[1]

El Día internacional de los Derechos Humanos que conmemora la Declaración efectuada en 1948 declara el carácter universal e imprescriptible de los derechos de las personas que nacen libres e iguales. La no discriminación en función de una lista no exhaustiva de categorías como raza, sexo, o color la hace un principio indiscutible del derecho internacional. Precisamente todas esas clausulas han sido vulneradas por el Poder Judicial de la provincia de Jujuy en la detención de Milagro Sala.

El 10 de diciembre de 1983 asumía un nuevo gobierno constitucional luego de siete años de feroz dictadura militar. El exterminio de opositores políticos desde el 24 de marzo de 1976 no respeto edades, cultos, profesiones o extracción social. La orgía de sangre y torturas que ese régimen desplegó implacablemente sobre la sociedad argentina sirvió como plataforma para que importantes grupos económicos construyeran su riqueza en torno a la especulación financiera. El grupo SOCMA, del que es propietaria la familia del actual presidente, fue sin duda uno de los principales beneficiarios del genocidio argentino que el Terrorismo de Estado desplegó.

El grupo Macri poseía en 1973 7 (siete) empresas para alcanzar las 47 finalizada la dictadura. El crecimiento patrimonial y endeudamiento del grupo se pudo concretar solo por el gigantesco ingreso de capitales al país que el régimen cambiario del ministro de economía impuso a la nación. Parte del millonario endeudamiento concretado por la burguesía financiera fue obtenido por el grupo Macri. El decreto del presidente del Banco Central Domingo Cavallo[2] estatizando la deuda de los grupos privados, que alcanzó los 15.000 millones de dólares,  también benefició al grupo Macri que le transfirió 170 millones de dólares a la sociedad argentina. Junto a SOCMA, se encontraba Acindar, Perez Companc y Loma Negra. Entre los grupos internacionales estatizaron sus deudas Techint, Ford, IBM y Fiat. Los bancos Río, Francés, Citybank y Supervielle[3].

Lejos de lo que afirma el actual presidente el capitalismo argentino tiene poco de emprendedor e innovador. Las formidables ganancias obtenidas se forjaron en las mazmorras de la dictadura con picana, desapariciones forzadas, ejecuciones sumarias y pillaje. Solo a un incauto puede sorprender que el secuestro y detención ilegal de Milagro Sala, por orden del nuevo Duce jujeño Gerardo Morales,  se ejecute con el más absoluto desprecio por las garantías que consagra (¿ba?) la Constitución Nacional y los  Pactos Internacionales de los que nuestro país es miembro pleno.

La gravedad institucional que el desconocimiento de las garantías constitucionales consagra a los ciudadanos coloca a nuestro país al borde del Estado de Excepción que solo la declaración de Estado de Sitio terminaría de confirmar.  Que el ex secretario de Desarrollo Social, responsable del recorte del 13% sobre las jubilaciones y sueldos estatales durante el volatilizado gobierno de Fernando de la Rúa, haya dispuesto semejante dislate se puede entender, pero que los encumbrados defensores del orden republicano al que los medios recurrían sistemáticamente para que dieran sus paupérrimas cátedras de Derecho Constitucional no citen una coma de la Constitución,  habla de claramente de las miserias que habitan la justicia.

Tamaña agresión al Estado de Derecho, avalada por la indigencia argumental del presidente de la nación afirmando que a “mucha gente le parece que Milagro Sala debe estar presa”, debería ser un escándalo judicial, sin embargo,  solo ha pasado desapercibido o comentado débilmente por el club de amigos del presidente autodenominado “periodismo independiente”.  Semejante ladrillazo al orden constitucional, naturalizado con trivialidad por la proverbial ignorancia presidencial, debería haber convocado a los sagrados guardianes del derecho constitucional a flagelarse por haber legitimado semejante adefesio jurídico. Nada de esto ha pasado. Milagro Sala continúa presa mientras se desconocen los informes reclamando la libertad de las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos y Comisión Interamericana  de Derechos Humanos que  […] “   urge al Estado de Argentina a dar pronta respuesta a la decisión del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria (Grupo de Trabajo) que califica la detención preventiva de Milagro Sala como arbitraria llamando a su liberación inmediata.[4]

La naturalización de detenciones ilegales que buscan el disciplinamiento de la sociedad debería convocar a un amplio repudio de una sociedad que ha padecido como ninguna los horrores del Terrorismo de Estado. La evidente naturalización de la detención ilegal legitimada por los medios masivos de linchamiento, que han degradado tanto el Poder judicial como el periodismo, ha sido posible porque sectores retrógrados de la sociedad observan con simpatía que se castigue la protesta social.

Semejante retroceso en materia de Derechos Humanos han colocado a la sociedad argentina nuevamente de cara al abismo. Increíblemente, cuando muchos pensábamos que la frase “por una navidad sin presos políticos” pertenecía al pasado, la frivolidad, la trivialidad y la desafección social lograron romper el sello de los sepulcros para liberar los peores fantasmas de la sociedad argentina.

 

Atilio López

 

Referencias

[1] https://www.youtube.com/watch?v=9cknWVvEvV0

[2] http://museodeladeuda.econ.uba.ar/efemerides-noviembre-estatizacion-de-la-deuda-privada/

[3] http://prontuarios-x.blogspot.com.ar/2013/01/empresas-beneficiadas-con-la.html

[4] http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2016/182.asp

Anuncios