chavez3

Juro por el Dios de mis padres
Juro por mi Patria,
Juro por mi Honor,
Que no daré tranquilidad a mi alma,
ni descanso a mi brazo,
hasta no ver rotas las cadenas
que oprimen a mi Pueblo
por voluntad de los poderosos.
Elección popular
Tierras y hombres libres
Horror a la oligarquía.

Juramento Bolivariano del Movimiento Revolucionario 200

El pasado 4 de febrero se conmemoró en Venezuela un nuevo aniversario del fallido alzamiento armado de un grupo de oficiales del Ejército venezolano encabezado por el entonces Teniente Coronel Hugo Chávez Frías.

Fundador del Movimiento Revolucionario 200 en 1982, Chávez es hijo directo del Caracazo de 1989 cuando el gobierno de Carlos Andrés Perez anunció un plan económico profundamente antipopular y de neto corte neoliberal. Las protestas se iniciaron el 27 de febrero de 1989 y terminaron el 8 de marzo del mismo año cuando las Fuerzas Armadas venezolanas intervinieron militarmente sobre las manifestaciones con un saldo estimado entre 300 y el millar de personas asesinadas por el régimen.

En ese violento contexto de hambre y represión Hugo Chávez organizó el alzamiento militar profundamente consternado por la magnitud de la tragedia que enlutó a la sociedad venezolana y por la regresión económica a la que se sometía al Pueblo. El golpe fracasó por la insuficiencia del apoyo militar y la desproporción de tropas de cada bando. Aceptada la posibilidad de no alcanzar los objetivos Chávez pronunció en conferencia de prensa la frase “[…] “por ahora” con que se inicia este artículo y que fue tomada como consigna popular.

En momentos en que algunos países de Latinoamérica como Argentina y Brasil han retomado la senda del ajuste brutal, de las persecuciones políticas, del endeudamiento, del empobrecimiento y la sumisión a los organismos internacionales de crédito con en la década de los 90, la figura de Chávez de agiganta. Su legado inolvidable de dignidad permitió retomar los sueños de Patria Grande de los Libertadores Simón Bolívar y José de San Martín, dando continuidad a esos proyectos en la constitución de la UNASUR, el ALBA y la CELAC. América del Sur refundaba su destino glorioso de emancipación con figuras gigantes como Hugo Chávez, Néstor Kirchner, Lula, Rafael Correa o Evo Morales.

Chávez debió lidiar con la prisión y un país profundamente empobrecido por las políticas neoliberales. Su campaña hecha a pulmón incorporó a la política a los trabajadores, campesinos e intelectuales desencantados de tantas administraciones que solo construían pobreza y desamparo.

Ganador de las elecciones de 1998, convocó a la sanción de una nueva constitución e implementó profundas reformas sociales que por primera vez acercaron a los sectores más postergados de la población el acceso a la vivienda, a la salud y a la educación. En el año 2002 una conspiración cívico-militar organizada por la embajada de los EE.UU logró alejarlo del poder por unas horas, hasta que a instancias de la organización popular y sectores militares leales fue rescatado, asumiendo nuevamente el poder.

Latinoamérica perdió a un soldado y patriota sin igual. Un líder que pudo sintetizar el marxismo y la tradición popular en un nuevo movimiento social y político donde solo era excluido el imperialismo norteamericano y la alianza de poder expresada por la oligarquía. Profundamente nacional Chávez rescató del olvido a los patriotas independentistas dando continuidad histórica a la gesta emancipadora. Fue atendido y cuidado de su enfermedad en otra nación socialista ejemplo de dignidad hemisférica: Cuba.

El comandante finalmente falleció el 5 de marzo de 2013 convirtiéndose en uno de los máximos representantes de la dignidad latinoamericana en su gesta por la emancipación americana del capitalismo financiero y de la tutela norteamericana. Hoy Venezuela y toda América luchan por romper el cerco que intenta devolvernos a la condición de colonias, apéndices del poder financiero de las metrópolis.

Las banderas que flamean en esa heroica resistencia llevan su rostro y sus convicciones: Acá no se rinde nadie.

Atilio López

Anuncios