nestor cuadro

Tuvimos un Presidente que pidió perdón en nombre del Estado Argentino por callar los crímenes de la dictadura durante 20 años, lo vimos bajar los cuadros de los represores.

Vimos a Videla morir en una cárcel común. Nosotros vimos a las Madres cada jueves, celebramos cada nieto restituido, lloramos de emoción cuando Estela abrazo por fin a Guido. Nosotros mamamos la libertad. Y hoy la defendemos. Porque los civiles de la dictadura están acá. Y llegaron a través del voto popular, por primera vez. Sirviéndose de los medios, ya no necesitaron fusiles, sus armas son la mentira y la manipulación a través de los medios de comunicación. Es el plan cóndor II.

Marcos Peña dijo “Se requiere de un proceso de reorganización”, flanqueado por los cuadros de Rodolfo Walsh y Arturo Jauretche. Tienen el mismo plan económico de ajuste y endeudamiento, de aquellos años oscuros. En esos años el grupo SOCMA (sociedad Macri) se benefició como pocos. Al igual que Magnetto que se quedó con papel prensa en una sala de tortura. Y es un asesino de lesa humanidad que está libre y nos gobierna desde las sombras. Pone y saca presidentes. Macri, uno de ellos.

Hoy, 50 genocidas cumplen su pena en la comodidad de sus casas, se les otorgo prisión domiciliaria. Hoy pasan tantas cosas… de vez en cuando los escuchamos decir que no fueron 30.000. De vez en cuando, nos reprimen, nos intentan callar.

Muchos de los que conformamos hoy organizaciones y agrupaciones políticas somos hijos de la democracia. Somos jóvenes con memoria, que pasó y pasará de generación en generación gracias a las Madres, Abuelas, Hijos y Familiares que resistieron y resisten.

Citando a Hebe, “La vida de un revolucionario no se paga con plata, sino levantando sus mismas banderas”. Nosotros hacemos carne sus palabras. Elegimos levantar esas banderas, que son banderas de lucha por un país más justo, donde el Estado garantice la paz, una paz que sólo se logra con justicia social.

E.V.A.

Esta nota forma parte de Comunidad Cabecitas

Anuncios