JJMAURO-01
Juan Mauro es detenido durante la feroz represión policial frente al Congreso.

A Juan, y a la memoria de Dante Mauro

Me resulta inevitable hoy, a esta hora, pensar en otra cosa que no sea la sangre. Pero no la sangre que deja una nefasta represión de un Estado que alienta esas prácticas y que a pesar de llegar al gobierno por el voto popular, tienen las ideas intactas de aquellos que nos sumieron en los años más oscuros. Todo lo contrario. Pienso en la sangre que corre por nuestras venas, en esa que traemos de nuestros viejos, en esa que se pone efervescente frente a la mínima injusticia, en esa que nos sube la adrenalina hasta límites impensados cuando intentan arrebatarnos un derecho, y no para unos pocos, sino para todos y todas, en esa que con los años se renueva y que fortalece la lucha.

Me resulta inevitable hoy, a esta hora, pensar en otra cosa que no sea la sangre. Que a pesar de los entornos, las amistades, los familiares, las parejas, siempre va a estar latente corriendo en nuestras venas.

Quien sabe alguna vez nos sintamos más débiles, o la razón confunda a ese sentir infinito que yace en las profundidades del subconsciente, pero cuando el corazón se expresa, ya nada más importa.

Hoy, el dolor es grande, pero más grande es el orgullo de saber que todavía hay compañeros que se la juegan, y en serio, por todos y todas. Que levantan las banderas que nos legaron tantos otros compañeros que hoy nos guían desde el cielo.

Me resulta inevitable hoy, a esta hora, pensar en otra cosa que no sea la sangre.

Juan Salvo

Anuncios