¿Qué define a una concepción política como fascista? Podríamos citar muchos rasgos y dimensiones con capacidad para explicar ese fenómeno político, pero casi unánimemente coincidiremos si decimos que el desprecio por la vida y lo distinto universaliza al fascismo. Esa Miseria del Mundo que ha recorrido el planeta ha estilizado sus rasgos y edulcorado sus discursos, sin embargo tarde o temprano aflora su enorme carga destructiva y asumen la forma monstruosa que los constituye en amenaza civilizatoria.

El 16 de junio de 1955 una escuadra de aviones de la Marina de Guerra procedió al bombardeo de la Casa de Gobierno y civiles en  Plaza de Mayo. La historia ha contado como la Liga Patriótica en Buenos Aires en la llamada “Semana Trágica” de 1919 asesinó entre 800 y 1356 ciudadanos en una de las peores masacres en la ciudad y el primero y único Pogrom de América en el siglo XX[1], en el mismo sentido el bombardeo de Plaza de mayo es el primero hecho por una aviación militar contra su propio pueblo en el continente luego continuado por el General Pinochet en 1973 cuando atacó el palacio de La Moneda sede del gobierno constitucional de Salvador Allende en Santiago de Chile.

 El ataque realizado en Plaza de Mayo por aviones de la Marina de Guerra fue el bautismo de fuego de la Aviación Naval y también de la Aeronáutica que repelió el ataque criminal de los marinos. Un antecedente directo de este ataque fue el bombardeo de EE.UU contra el Ejército de Sandino en Nicaragua en 1927.

La magnitud del ataque se puede contabilizar por el número de víctimas más de 308 identificadas y otro tanto que no se pudo constatar su identidad y más de 1000 heridos. Si se compara con el número de víctimas de la población de Guernica en la Guerra Civil Española bombardeada por la Legión Cóndor alemana, la cifra de víctimas supera largamente a la asesinada en la ciudad española  inmortalizada por la pintura de Pablo Picasso.

Mucho menos se recuerdan los planes infames de los atacantes: colocar una dictadura cívica militar. Entre los conspiradores civiles se encontraba el líder de la fracción unionista de la Unión Cívica Radical Miguel Ángel Zavala Ortíz, Américo Ghioldi por el Socialismo estanciero y Adolfo Vicchi Conservador mendocino.

La estudiada lógica criminal de los núcleos de poder en la Argentina ha logrado imponer en el siglo XX un férreo patrón represivo incluyendo a la población civil como objetivo a disciplinar en cada acción. Solo tomando la segunda mitad del siglo XX las FF.AA –que capitularan deshonrosamente en la Guerra de Malvinas por la que el informe de la comisión encargada de evaluar su comportamiento en el comando del conflicto en el Atlántico Sur recomendó penas gravísimas a sus comandantes—participaron en fusilamientos de civiles en dos ocasiones (1956 y 1972), un bombardeo directo y el Terrorismo de Estado de 1976 donde se asesinaron y desaparecieron 30000 personas entre 1976 y 1983.

Además de las bajas físicas de los ciudadanos y ciudadanas asesinados los gobiernos que pergeñaron arrasaron importantes núcleos de derecho social logrados por los gobiernos constitucionales que los sucedieron. La ínfima Revolución Libertadora derogó la Constitución de 1949 y volvió con un solo artículo el 14 bis que reconocía los derechos a los trabajadores pero anuló el carácter social que debía tener la propiedad privada y los derechos inalienables del Estado nacional sobre todos sus recursos naturales.

A cada avance social ha correspondido el retroceso violento provocado por los núcleos de poder en la Argentina, sin embargo frente a una historia tan trágica como la aquí señalada es necesario advertir el carácter irreductible de un movimiento que de cada tragedia se levantó y siguió luchando. No hubo bomba ni bala que detuviera su larga marcha. Resistió 18 años a puro coraje. Sin Partido, sin representación política, sin fondos, sin medios periodísticos, con el líder en el exilio, sin Evita. Extendieron el certificado de defunción miles de veces confundiendo el deseo con la dura realidad. El Peronismo se mantuvo a lo largo de los años pese a las traiciones y las defecciones de sus dirigentes. Con tontos que creían que podían reemplazar a Perón y recrear un peronismo sin Perón cuando este aún vivía.

Nunca faltarán los necios que perteneciendo al peronismo desconozcan lo obvio: que es un proyecto de Independencia económica, Soberanía política y Justicia Social. Que nunca fue imposición, ni una mera representación institucional, ni un aparato político sino una poderosa Fuerza Social cuya autentica tarea histórica, la justicia social,  la hace inagotable.  No importa que se utilicen toneladas de explosivos como en 1955 o millones de balas, esta inclaudicable fuerza volverá una y otra vez porque precisamente quienes arrasan derechos sociales o arrojan a millones de compatriotas a la pobreza están trabajando inconscientemente para que el peronismo vuelva otra vez. Quienes quieran convertir por esa razón al peronismo en un modoso y afectado partido sistémico, invitado al festín de sus verdugos, volverán a fracasar.

A nosotros la historia nos ha deparado el extraño privilegio de formar parte de ese torbellino mágico de brazos, banderas y canciones que restaurará lo conculcado, sanará lo lastimado y levantará, otra vez, a nuestra gloriosa nación. Nos dirige la mejor conductora política desde Perón, Evita y Néstor. Lo hace desde las mejores tradiciones contra todos y contra todo. Acompañada por el Pueblo, amada por millones, el liderazgo de Cristina conmueve a propios y aterroriza a los poderosos. Nada es más abrumador que luchar contra una fuerza política de la calidad moral del peronismo que expresa Cristina. No importan los atributos, ni las representaciones institucionales. El peronismo puede tolerar no tener la representación institucional pero no resiste que millones de compatriotas sufran la conculcación de derechos por parte del despotismo neoliberal. En ese gigantesco esfuerzo colectivo de construcción de una patria para todos están las claves de la vuelta. En eso y en la maravillosa tozudez de un Pueblo que no se rinde.

Atilio López

 

Referencias

[1] https://cabecitas.org/2017/01/22/de-la-semana-tragica-al-pro/#more-837

 

Anuncios