sobreviv1

Pertenezco a esta tierra

de diáfanos placeres

cuando ocurre el verano

y las venas del aire

te soplan los pulmones

en pálidos crepúsculos

de calles familiares.

Pertenezco al camino

del Sur que se hace río

y moja a los amigos

con palabras y vino

en tertulias de abrazos

y hogueras turbulentas

de pasados vibrantes

y dulces confidencias.

Pertenezco al país

donde el día desangra

sus cielos de tormenta

y su historia de espanto

con 30.000 latidos

que sellaron la tierra

con silencio de pájaros

y cicatriz de muerte.

Pertenezco al lugar

más austral del paisaje;

del corazón que vuela

y rehusa el abrazo

de largas sanguijuelas

con sueños coloniales

y guerras desparejas

con niños estaqueados.

Pertenezco a esta lluvia

de amor originario

que se cuela en el alma

y palpita en la música

del verbo americano

y vibra en sus hermanos

y derrumba los cepos

del tiempo amordazado.

Pertenezco a esta tierra

del triángulo estirado

y la historia quebrada,

soy parte de esta parte

estrella de este cielo

con sus duelos perennes

e historias de asesinos

que mataron veranos.

Pertenezco a este pueblo

del sol que se hace fuego

y renace de a poco

en constante esperanza,

en vigilias que crecen

y acarician quimeras

de pan igualitario

y risas sin fronteras.

 

Mary Ablin

Anuncios